Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

Últimos temas
» Tasogare - antes de Interestellar Soul (La historia de Kei)-
Sáb Mayo 07, 2016 6:10 am por Nitch

» El Universo de los Cuatro Dioses Part. 3
Vie Mayo 06, 2016 7:16 am por Nitch

» El Universo de los Cuatro Dioses Part. 2
Dom Mar 06, 2016 6:46 pm por Nitch

» El Universo de los Cuatro Dioses
Miér Feb 10, 2016 7:20 am por Nitch

» Tu primer tema
Lun Ago 17, 2015 5:41 am por Nyu Nyu

» Ficha de Kei
Dom Feb 01, 2015 6:26 am por Nitch

» Probando nuevo blog
Miér Dic 17, 2014 7:17 am por Nitch

Agosto 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

Compañeros

Crear foro

Foroactivo en Facebook Pagina Foroactivo en Facebook YouTube de ForoactivoTV Foroactivo en Twitter

Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  

Conserva y comparte la dirección de suthibdomui en tu sitio de bookmarking social


El Universo de los Cuatro Dioses Part. 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Universo de los Cuatro Dioses Part. 3

Mensaje por Nitch el Jue Mar 10, 2016 7:07 am

8. Carmesí ~ Kurenai ~
(紅)

La pelea continuaba. En el campo de batalla las cosas no parecían mejor; el tiempo pasaba y aun no podían sacar a Eire.

-Oiga Señora Noelle… usted cree que se le acabe el aire al tal Eire.- Preguntó Alexander tras dar otro golpe. - No entiendo como no abrió ya un hueco por abajo, como los topos.

Noelle por su parte no respondió a Alexander, había intentado con otros poderes el lograr liberar a su amigo, pero era imposible; la estructura seguía casi tan intacta como al inicio. Volteó a ver a Reich y a Leyna, observó la pelea con detenimiento, tratando de desentrañar el misterio de cómo liberar a Eire. Leyna parecía concentrarse en la batalla para evitar ser lesionada directamente; incluso, en ese momento, con un movimiento de sus manos, generó lo que parecía una enorme mano hecha de piedra, con el cual repeló con facilidad uno de los ataques de agua de Reich; luego aquella gigantesca mano se abalanzó contra este, lanzándolo contra su propio dragón y por lo tanto generando un impacto de gran estruendo en el suelo.

-Esa vieja no se saldrá con la suya…- Noelle decidió ir a confrontarla, su mirada mostró mayor enojo. Corrió hacia donde ella se encontraba, invocó el link de Marina y de un brinco, se lanzó al ataque. - ¡Espadas de Hielo!- de ese modo con su keyblade transformada en la de Marina, hizo que un grupo de estacas de hielo fueran creadas y lanzadas contra la enemigo.

El ataque pudo dar contra Leyna, que adolorida se alejó.

-¿Qué te pasa? ¿Acaso no te han enseñado que no se deben de meter en la pelea de otros?

- Que me importa eso ¡libera a Eire maldita!- En ese momento se transformó su keyblade en la espada de Endrance, lo que dio a mostrar que acababa de usar otro de sus Links.

-¡Lateral Moon!- De este modo brincó hacia su rival, dio un primer golpe elevando a Leyna por los aires, para después realizar otro ataque giratorio con el que buscaba dañarla y hacerla azotar contra el suelo. Todo parecía mostrar que sería así, hasta que del suelo se movió hasta quedar como arena, generando que no tuviera ningún daño. Noelle no desistió y continuó.

Alexander por su parte pudo comenzar a fracturar la estructura donde Eire estaba encerrado.

-Ándale Eire no seas huevon y no me dejes todo a mi ¡sal ya de ahí!… ¡me estoy cansando! ¡¡Esto no es divertido!!- Aquel último golpe había abierto el primer hueco pero era muy pequeño. -Supongo que por ahí no podrá salir… - De esta manera continuó golpeando con fuerza.

Pero no todo parecía a favor, Owen por su parte estaba perdiendo contra Kei, quien sin ningún remordimiento golpeaba con fieros ataques contra su amigo. Owen apenas le podía seguir el ritmo a Kei y con eso trató de actuar, en otro momento podría hacerle frente, pero en esta ocasión estaba muy limitado en sus poderes, precisamente por estar en las tierras de aquel clan del Dios Seiryu, aquello le perjudicaba bastante, procuró resistir… aun cuando su mirada mostraba ya cierta angustia y tristeza… Él no podía creer que era lo que estaba pasando…

Lanzó otro ataque de fuego, pero Kei logró esquivarlo y se lanzó directo a pelear físicamente. Owen logró evitar ser golpeado y por lo mismo devolvió el ataque; en ese momento, por el golpe, tomó a su amigo de la mano para lanzarle contra la ladera de la montaña que había frente a ellos.

Owen respiró agitado, sus manos temblaban, realmente nunca hubiese querido lastimar a Kei y menos así… Lo miró mientras se enjugó el sudor y sangre de su frente, también las lágrimas…
No podía mirar atrás
Te habías ido de mi lado
Sentí dolor en mi corazón
Tenía miedo de seguirte

Cuando miré
las sombras de la pared…
empecé a correr hacia la noche…
para encontrar la verdad en mí


-Tal vez yo me merezco esto…- dijo Owen al momento de intentar alejarse y tomar un respiro, estaba lastimado, pero no tan seriamente. Miró a Kei, su mirada seguía ausente.

-Pero tú no te mereces esto… necesito saber qué diablos te está moviendo… - Se hizo para atrás y en aquel instante en el que iba a recibir otro ataque de Kei, con un movimiento rápido hizo aparecer una especie de látigo de fuego, generada por una corriente continua de fuego con la que atrapó a Kei. Al hacerlo volvió a invocar aquella estrella de fuego con la que envolvió a Kei al inicio y con eso trató de extraer otro recuerdo más. Lo estaba logrando…
Este pueblo donde sopla
un viento huracanado te abraza…
El fuerte viento te hace
cerrar los ojos…

Empiezas a correr
Como asustado de algo…
¿Es que no puedes verme?
Aunque estoy tan cerca de ti…

En ese nuevo recuerdo que extrajo, había un pequeño niño de al menos 5 años o un poco más: era Owen, quien jugaba en el parque con Kei, quien apenas tendría dos años. En ese momento sus padres llamaron a Kei y Owen le miró con tristeza, enojo y envidia en sus ojos.
El suspiro de la memoria
que se pierde entre la multitud…
Teatro en solitario, sin amor.
Ya no lo puedo soportar

¡Todo lo que recuerdo de ti
todavía brilla en mi corazón!
¡Mi confuso corazón
me empapa de lágrimas!

-No… ese no…- Owen imploró al ver aquel recuerdo, trató de no distraerse, tenía que saber la verdad, encontrar la hebra con la que inició todo…

Procuró no hacer caso a los gritos de Kei y se concentró, en ese momento, en aquella esfera aparecieron nuevas imágenes: ahí Reich y Kei estaban peleando contra Leyna. En algún momento, Leyna logró separarlos y confrontó a Kei por separado. Trató de convencerlo para atacar juntos a Reich, tal como lo hizo con Owen, pero como respuesta, Kei se negó, aunque si pidió saber cuál era la razón por la que Leyna estaba actuado así.

-Que no entiendes… ¿acaso nunca quisiste saber cual era tu origen, el de tu familia? Reich siempre guardando secretos… siempre callando y dejándonos solos, solo por su resentimiento… no es justo.

Kei al ser más condescendiente detuvo su ataque para escucharle. No era la primera vez que alguien alegaba eso contra Reich.

-No es justo, tienes razón; pero no hay motivo para que hagas esto.

Leyna alzó la mirada hacia Kei. Y volvió a arremeter con un ataque de tierra que Kei detuvo con facilidad.

-No entiendes nada… esto no es de unos años para acá… No. Esto es de años para atrás. Hace mucho, en este mundo en el que estamos, los miembros de mi clan, el Clan Tomite, siempre fueron delegados, no se les dio apoyo… Tú lo debiste vivir… tus habilidades son un chiste como descendiente, posiblemente no sabes el verdadero origen de tu habilidad y ¿sabes por qué? Porque por gente egoísta, que solo piensa en sí misma, que solo piensa en satisfacer sus deseos, que únicamente quiere el reconocimiento, nos usan y luego nos desplazan… y uno termina más perjudicado… Y no me dirás que no: te abandonaron, hasta que Byako decidió velar por ti, así como Genbu lo hizo por mí… y curioso ahora nos necesitan… ¿No es extraño? Yo ya decidí no apoyar a nadie. Ya no creo en nadie y tú deberías hacer lo mismo, el mismo Reich seguro que te ha ocultado muchas cosas, entre ellas como murieron tus padres…

Por la pelea, se encontraban frente a frente, cada uno repeliendo el ataque del otro; Kei se había mantenido fuerte, pero en ese momento dudó, siempre había querido saber sobre sus padres...

-La gente que quieres te termina traicionando.- añadió Leyna.

-Por supuesto que no.- Señaló Kei con firmeza.

-Claro que si… Reich dice apreciar a la gente que le rodea, te trajo para apoyarlo, pero seguro que ni siquiera te dijo que tú y yo provenimos de la misma familia…

Kei le miró con sorpresa y aquel momento, ese pequeño vacio que siempre le había causado nostalgia se volvió a mostrar. Se llevó las manos a la cabeza y puso resistencia. Leyna trató de interferir en su mente.

Kei intento ser fuerte y no dejarse mangonear mentalmente… eso es lo que siempre le habían dicho que debía hacer, incluso se lo mencionó Misuho cuando lo educó en su infancia.

-No entiendes mucho de la verdad. Vives en un mundo de cristal creyendo que haces el bien… pero al final no te corresponden.- Leyna estaba hablando por sí misma.- Esta vez tu y yo haremos grandes cosas… vengaremos que Reich haya matado a tus padres y lo demás que venga, será mejor para nosotros dos, como familia.

Kei puso defensa, no se iba a dejar manipular tan fácil. Él mismo había superado aquel dolor, tenía a su familia: su esposa y a sus amigos… luchaba por lo que quería y creía que, eso que llevaba a cabo, era lo que tenía que hacer; eso lo tenía claro y en su mente vinieron aquellas escenas de la lucha con sus amigos, con su nueva familia, con sus seres queridos. Trató de liberarse de aquel control mental pero de repente se sintió débil…

-Así que creyéndote muy fuerte… sin saber que si mueres y revives debes de descansar. Para nosotros la muerte no es lo mismo que con cualquiera. Se abrirá la posibilidad de tener más poder, aun costo inicial elevado, pero justificado para lo que se puede alcanzar…- Leyna se rió. – ¿Acaso eso te lo dijo Reich? Me imagino que no.- Las carcajadas perforaban la mente de Kei –Estas vulnerable a mi… esta vez yo gane por las mentiras de Reich…

En aquel momento todo se oscureció.

Owen miró a Kei.

-Reich no… él no…- Owen no deseaba justificar a Reich, pero lo hacía, algo poco común en él. La mujer tenía razón ya que él mismo Owen había vivido en carne propia aquello que la misma Leyna había mencionado a Kei sobre lo de Reich: el abandono, la falta de apoyo, el rencor, el no tener a nadie en quien confiar. Owen lo había vivido y siempre culpó a Reich. Pero el mismo Owen supo que no tenía caso el culpar a Reich, ya que mucho de lo que había vivido, era por consecuencia de sus propias decisiones.
Me he teñido de rojo
Y ya no hay quien pueda consolarme
Nunca volveré a alcanzar estas emociones
Enfrente del amor encerrado

Sigo gritando
Empiezas a correr
Como asustado de algo
¿Es que no puedes verme?
Aunque estoy tan cerca de ti

Owen en ese momento volvió a ser golpeado por Kei, no se dio cuenta de que éste último se había liberado. Cierta cantidad de sangre salió de la boca de Owen, tomó aire y comenzó a evadir los golpes, en ese instante se percató de lo que estaba aconteciendo a su alrededor; Reich aun seguía evitando ser atacado por aquella bestia de fuego y tierra, en conjunto con su dragón; Noelle seguía atacando a la descendiente del Clan Tomite, pero esta se mantenía firme y sin ceder; no obstante, la había distraído lo suficiente para que Alexander lograra sacar a Eire, quien efectivamente por estar encerrado en un lugar donde se fue acabando el oxigeno, había quedado bastante debilitado.

Owen decidió ir para donde se encontraba Eire, aunque, no logró llegar a tiempo ya que había recibido otro golpe de Kei. Al final Owen fue lanzado contra lo que quedó de la estructura que había encerrado a Eire, ahí sus compañeros le miraron.

-¿Quieres hacerme relevo?- Le preguntó Owen a Eire. Este último miró a Kei venir, aunque tardó en entender, pronto hizo una barrera que los protegió de cualquier ataque.

-¿Qué… paso?- Preguntó Eire, aun le costaba respirar con tranquilidad.

-Es esa mujer, lo está controlado, pero no ha usado sus poderes que le otorga Byako, podrías detenerlo y con eso ayudar a Noelle.- dijo Owen y Eire parecer le comprendió de inmediato.

En ese momento se escuchó un fuerte estruendo, mientras que aquella barrera que los protegía se modificó y como una luz que se extendió por la zona de pelea, se edificó una especie de estructura de cristal en la cual todos parecían estar encerrados siendo influenciados bajo el control de las ilusiones de Eire. De esta forma, por maniobra de éste, se decidió cambiar los contendientes de lugar, por lo que en vez de que fuera Kei el que les atacara, ahora tenían en frente a Noelle, quien los miró confundida antes siquiera de atacarlos; se le veía cansada y lastimada, pero se ve que se había estado curando a sí misma; no le fue igual a Leyna, quien en el intercambio fue atacada por el mismo Kei.

-No era lo que quería…- Dijo Owen.

-No estoy como para complacencias….- indicó Eire con aquella seriedad con la que solía dirigirse hacia su compañero.

-Hay que encontrar una forma de romper la conexión con ella y Kei. Creo que se podrá lograr, si la dejamos inconsciente. – Dijo Owen, Noelle sonrió con mayor confianza, tener a sus compañeros bien le renovó el ánimo.

–Déjamelo a mí.

-Yo también voy- Dijo Alexander.

-Tu cuida a Owen.- ordenó Noelle.

-¿Por qué yo debo ser el enfermero?

-Porque Eire ya te ganó en ayudarle a Reich.- Señaló Noelle, y era cierto Eire de inmediato se había ido a apoyar a su maestro.

Noelle miró hacia donde estaba Kei.

-Es mejor que valla antes de que esto empeore.

Kei si había dañado demasiado a Leyna, pero en realidad después de ahí no se pudo mover a otro lugar; gracias a aquella estructura de cristal, Eire se había dado la tarea de impedirle el movimiento. Noelle aprovecho el momento y se lanzó al ataque, no sin antes invocar a Seid, su propio dragón que llegó a tiempo antes de que Leyna lograra defenderse. En respuesta Leyna trató de mover la tierra a su alrededor e impedir el paso del dragón y fue en ese instante en que Noelle decidió atacar al activar un link fusión, invocó a Endrance XTH Form, quien de inmediato se lanzó a golpear en apoyo a Noelle, luego la misma Noelle atacó con otro ataque de dragón de agua. Esa combinación hizo que Leyna quedara vulnerable y con ello, por primera vez Kei pareció comenzar a reaccionar.

Se escuchó otro estruendo y a lo lejos Eire y Reich habían lograron sacar por completo a aquella bestia que estaba unida a otra, similar a una tortuga. Ambos lograron contenerla.

Owen aun seguía muy debilitado, pero podía al menos incorporarse. Alexander miró a Owen y luego a los demás en la pelea.

-Ni pienses en ir…- Le dijo Owen.

-¿Por qué no?- Reprochó el joven.- Y no me vengas con que estoy chavo, porque ya no me trago ese cuento.

Owen se rió y se apoyó en el joven, pero no le respondió de inmediato.

Mientras tanto Leyna logró sobreponerse.

-Tienes muy buena fortaleza.- Le dijo Noelle. – pero ¿Por qué no admites que por hoy no vas a ganar?

-¿He irme tan fácil? La antigua Líder del Clan Tomite, se avergonzaría de mí.

-Ella hizo cosas que no fueron las correctas.

-¿No fueron correctas según quien? En ese entonces tu padre junto a otros sabios, dieron la espalda a mi Clan, quienes les habían pedido ayuda para enfrentar a uno de los monstruos que ataca ese lugar… pero ellos se negaron, prefirieron ver morir a mucha gente inocente por su cobardía. La líder de nuestro clan quiso venganza… es por eso que ahora no me importa dar todo, incluso si es la energía robada del descendiente de los Amefuri.

Noelle parecía comprender un poco más. Pero era un hecho, había que terminar de una vez con todo y no permitiría que le hicieran más daño a Kei.

-No ganaras nada si sigues viviendo en el pasado… hay muchas cosas en el presente y te perderás de ellas, si sigues atada a los malos recuerdos – suspiró al ver que Leyna aun así tenía pensado en atacar, de manera que correspondió. - y si quieres vengar a mi padre, hazlo… pero no vuelvas a perjudicar a otros, ¡Hailstorm!- de esta forma, con un movimiento rápido de su mano, en espiral y sobre su propio eje, formó una especie de halo blanco/azul; posteriormente, tras juntar ambas manos a la altura de su pecho y después abrirlas, mostró el efecto: una especie de nube se formó sobre los atacantes y dejó caer una especie de lluvia de hielo que congelaba todo a su paso con bastante rapidez y más fuerza que de costumbre. Aquello no congeló a Leyna, quien apenas alcanzó a poner una endeble defensa, pero si la detuvo, dejándola muy debilitada como para poderse mover.

Kei reaccionó por fin, Noelle se dio cuenta al verlo caer de rodillas. Al parecer ya había logrado separar la conexión con Leyna, pero no quiso confiarse y volvió su mirada a ella, quien aun intentaba moverse, pero al parecer había agotado todas sus fuerzas. Todo parecía indicar que la pelea estaba terminada; no había razón por la cual seguir atacando a Leyna. De éste modo, Noelle fue a ver a Kei y con ello le extendió la mano para ayudarle a incorporarse.

-¿Estás mejor?- Le preguntó condescendiente.

Kei se mostraba adolorido, pero bien, en sus ojos había aquel brillo tranquilo que le caracterizaba.

-Es momento de volver.- Indicó Noelle.

Antes de que Kei asintiera, un grito desgarró el cielo. Era de Leyna, quien en ese momento había sido atacada por Reich.

-¡No deberías seguir con vida y lo sabes! – Le amenazó éste, mientras la sujetaba por el cuello.

Aquello tomó a todos por sorpresa, por lo que era imposible que alguien hiciera algo al respecto.

Justo en el momento adecuado, otro dragón, bajó del cielo; de él bajaron dos personas, eran Mila y Finnick (al parecer en algún momento Mila había logrado evitar que el menor llegara solo).

-¡Abuelito!- El pequeño fue corriendo al encuentro de Reich, pero en eso Noelle lo detuvo, lo cargó en brazos y le impidió seguir viendo aquella escena; no dijo más, miraba con seriedad a su padre. Éste último al ver el gesto de su hija dudó en hacer daño a Leyna.

Kei se acercó.

-No hagas más daño de lo que ya has hecho…- Le dijo a Reich, quien soltó a Leyna. Aquello le dio oportunidad a la chica de escapar y desaparecer frente a todos.

-Esta vez, todos hemos perdido. - Señaló Eire que también se acercó. – Yo vigilaré a Leyna y Owen me acompañará.

-¡Oye tu!

-Dije que “Owen me acompañará”- Aclaró Eire ante el reproche de Owen.

-Está bien, está bien… pelear con aragamis te ha vuelto muy mandón ¿sabes?…- Owen asintió a regañadientes, por alguna razón siempre accedía a las indicaciones de Eire.

Finnick insistió en que su mamá le dejara acercarse a su abuelo, pero ella aun desconfiada no lo bajó de sus brazos, aunque si se acercó a Reich.

-Hace mucho que yo te perdoné y desde ese entonces, gracias a ti y a todos, mis hijos han crecido fuertes, alegres y sanos.- Señaló y Finnick teniendo cerca a su abuelo, aprovechó para abrazarle con fuerza, algo que calmó a Reich. –No nos pierdas otra vez por tu egoísmo.- añadió la Guardiana.

Reich pareció algo avergonzado, había prometido comportarse.

-Pero es que…

-No me defraudes de nuevo.- Señaló Noelle con mayor firmeza.

En ese momento, Joan, Chiri y Bayel arribaron también, gracias a la ayuda de los dragones que fueron guiados curiosamente por Elwing y Lugh (por su puesto esto no se lo hicieron saber a la madre de los pequeños, para evitar ser regañadas). Noelle dejó a Finnick en brazos de su abuelo y fue a recibir a su otro hijo e hija.

Owen por su parte fue con Kei y le dio un par de palmadas en la espalda.

-Por poco me derrotas… a la próxima no te daré tanta oportunidad.- Sonrió levemente.

Kei se sonrojó un poco y asintió.

-Lamento... no haber puesto más resistencia. suspiró, aun seguía adolorido. Por su puesto hablaba de lo que le hizo Leyna.

Owen negó y le miró.

-Yo debo de lamentarlo… y creo hay algo que debo decir a favor de Reich; a veces se ocultan cosas para proteger a los que se quieren. Es difícil para mí… pero es mejor decirlo ahora: Tus padres te querían mucho, yo los conocí… y fue por mi culpa que ahora no están contigo; yo… yo los maté, era muy pequeño, aun controlado por otros. –Owen suspiró.- Esto no lo recordaba en aquella época cuando tu abuelo murió, lo recordé mucho después… Lamento no haberlo dicho antes, en verdad, no espero que me perdones.

Kei en respuesta no sabía que decir, eran demasiadas verdades, algunas muy dolorosas, suspiró y tardó en reaccionar, enjugó sus labios y alzó la vista; solo había dos caminos que tomar y hacía mucho tiempo que había tomado una decisión al respecto.

-Entiendo… - dijo con cierta calma. –La verdad, no… no se qué pensar… pero creo que ya has hecho mucho para redimirte.- señaló. -Todos hemos perdido mucho… pero hay que seguir o ¿no?- sonrió levemente. Había decidido dejar de sufrir.

Owen correspondió a aquel gesto y le abrazó con fuerza, mostrando que más allá de una amistad, había una hermandad; realmente ellos tenían un lazo muy especial, ya que en el momento en el que ambos pudieron haber caído en las sombras, por el dolor debido a la pérdida de sus seres queridos, se encontraron solos y ahora se tenían el uno al otro, como hermanos.

-¿Abuelito volvemos a casa?- Preguntó Finnick.

Reich se había quedado callado con todo lo que veía, miró a su nieto y asintió.

- Si, está bien, vamos.

-¡¡Wiii!!- Aquella alegría de Finnick era contagiosa, por lo que sus hermanos, al acercarse con su madre, también festejaron. Todo parecía resuelto, salvo por una persona.

-Oigan, todo muy lindo. Se van a casa y no todos tienen casa ¿qué hay de mi?- Reclamó Alexander.- Como que también debería exigir, ya que por culpa de Reich, yo me vi opacado.

Era inevitable mirar al chico. Owen miró al joven y luego a Kei. Se le había ocurrido una idea.

- Kei y como muestra de mi gran cariño y aprecio, te regalo a este niño como nuestro hijo.- mencionó ocurrente.

-¡Ni se te ocurra, no lo acepto!- Le dijo Kei a Owen, aunque no pudo evitar reírse. Alexander no podía creerlo.

-Primero me seduce y ahora me regala…- reprochó.

- Siempre empieza así…- respondió Eire, quien parecía haber vivido por aquel proceso.

-¡Oigan no, yo ya tenía padres! Yo solo los quiero seguir. La señora Noelle me prometió que los podía seguir y yo ya lo decidí, quiero seguirla.

-En primera deja de llamarme señora.- reclamó la Guardiana.

-Está bien, será Ñora.

-¡Llévense al chamaco a un orfanato!- Dijo Noelle con firmeza. Era un hecho que Alexander tendría que convencerlos.

Mientras eso sucedía, entre todos decidieron quedarse a descansar y sanar las heridas, no solo físicas, sino también emocionales. Kei y Noelle se encargaron de curar las lesiones físicas con ayuda de sus magias, Joan y Mila fueron a buscar algo de comer y Bayel y Chiri animaban la conversación de los adultos; los niños jugaban con su abuelo, ahora más que nunca no se separarían de él. Ya repuestos en sus fuerzas, entre todos tomaron la opción de conocer un poco más el lugar y convivir como pocas veces lo hacían.

Cuando se dispusieron a irse, Owen y Eire, optaron por ir juntos a buscar el rastro que diera con Leyna, aunque Owen después regresaría con su familia. Bayel, Chiri y Mila, decidieron regresar a su lugar de origen y Kei, Noelle, Elwing, Finnick y Lugh, junto con Joan, regresarían a la Universidad, gracias a la ayuda de Reich, aunque éste último, alcanzaría después a Eire para ayudarle. Por esta vez, una historia, de todas las que se han desarrollado en el mundo de los Cuatro Dioses de la Muerte, daba su término, y con ello vendrían muchas otras historias más.



Última edición por Nitch el Dom Mar 13, 2016 7:27 am, editado 6 veces
avatar
Nitch
Admin

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 06/10/2014

Ver perfil de usuario http://suthbdomui.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: El Universo de los Cuatro Dioses Part. 3

Mensaje por Nitch el Sáb Mar 12, 2016 7:11 am




avatar
Nitch
Admin

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 06/10/2014

Ver perfil de usuario http://suthbdomui.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: El Universo de los Cuatro Dioses Part. 3

Mensaje por Nitch el Vie Mayo 06, 2016 7:16 am

avatar
Nitch
Admin

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 06/10/2014

Ver perfil de usuario http://suthbdomui.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: El Universo de los Cuatro Dioses Part. 3

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.